El mundo dentro de un móvil

El mundo dentro de un móvil

componentes-placa-base

El mercado de los fabricantes de móviles cada vez tiende más hacia la conectividad online, un panorama muy distinto al que se daba cuando surgieron los primeros operadores de telefonía, en el que las llamadas y la funcionalidad comunicativa imperaban por encima de cualquier otra consideración.

Según los datos recientemente publicados por la Unión Europea, el 57% de los usuarios españoles de teléfonos móviles dispone de acceso a internet. Suecia, Dinamarca, Reino Unido, Francia y Finlandia lideran este top. España se sitúa en el siguiente puesto del escalafón, con un 57% de usuarios con contratos de datos.

Según las cifras del Eurobarómetro, en torno al 68% de los hogares europeos tienen acceso a la red. En España esa proporción está 10 puntos porcentuales por debajo. Y es que el acceso inmediato a la red es un servicio cada vez más demandado por los usuarios de teléfonos móviles.  El desarrollo de esta tecnología es vertiginoso y cada día aparecen nuevas aplicaciones para realizar diferentes tareas desde el propio terminal.

Y es que, en la actualidad, existen innumerables apps para realizar un sinfín de cosas. Desde comprar billetes de avión hasta consultar el tiempo, las aplicaciones para teléfonos móviles han evolucionado notablemente en los últimos años. Asimismo, los dispositivos son cada vez más modernos y completos y pueden acoger un mayor número de aplicaciones. Empresas como Samsung han logrado crear teléfonos con increíbles prestaciones, de modo que se han convertido en poderosas herramientas de trabajo y ocio, como en el caso de las cámaras de vídeo que incorporan y que se están igualando en prestaciones a las cámaras tradicionales.

Lo más fascinante es que, aunque se trata de productos posibles gracias a los enormes avances tecnológicos realizados en el campo de la telefonía móvil, su manejo es muy sencillo para los usuarios. Los fabricantes de estos dispositivos han centrado sus esfuerzos en que la amplia mayoría de la población sea capaz de manejar estos teléfonos de última generación.

Son muy intuitivos y las pantallas táctiles permiten que operar con ellos sea una especie de juego. Con botones ilustrativos y menús bien estructurados, los móviles de hoy en día han experimentado un auge estratosférico. Hasta las personas de mayor edad se han apuntado a la moda de tener un smartphone para poder comunicarse con su entorno. En definitiva, se trata de herramientas imprescindibles en las sociedades modernas y, a buen seguro, lo serán aún más.

Sin Comentarios

Deja tu comentario